Libros, películas, series e historias hay muchas, que nos hablan de largas expediciones hacia lugares mágicos alejados de todo, lugares que jamás hubiésemos podido imaginar.

Más vale que hoy estés con ganas de viajar, pues desde todologico te llevaremos a conocer la isla más remota del mundo, así que ponte cómodo y preparate pues nos adentraremos en el océano Pacifico, iremos a las Islas Cook y por fin, tras 9 días de viaje llegaremos a Palmerston.

Imaginemos

Tras un largo vuelo intercontinental, nos encontramos abordo de un pequeño barco de apenas 10 metros de largo, donde permaneceremos navegando con el vaivén de las olas durante nueve largos días. Días que con el tiempo dejarán a todo lo que conocemos atrás. Nada de barcos, tierra ni fauna a la vista, solo nosotros y el mar.

Para el noveno día, aún no lograremos ver tierra, pues la isla a la que vamos es apenas visible a dos millas de distancia con buen tiempo, y al llegar tendremos que abandonar el barco a 500 metros de la costa para evitar chocar con los arrecifes de coral y tendremos que subir en un vote más pequeño para por fin llegar a Palmerston.

La buena noticia es que en cuanto abordemos el vote un hombre con una camisa que combina con las aguas verde azuladas de la playa nos recibirá calurosamente, quizás diciendo algo así como:

“Hola, hola, soy su anfitrión. Enganchen su barco aquí, los llevaremos a almorzar. Yo los cuidaré a partir de este momento”

2cb262099b4574fcs

Y es aquí donde comienza la aventura, y todo lo que conoceremos tras dejar el barco desafiará a la ficción y a nuestra misma imaginación.

¿Qué nos espera en la isla?

La única forma de llegar a este remoto lugar es por barco, pues es imposible aterrizar aquí. Los 62 habitantes, quienes viven felices y en paz, te ofrecerán cuatro distintas 1437pic1comidas a donde quiera que vayas, pues les encanta la compañía extra. Su vida parece simple: los días son largos, las jornadas de trabajo (pesca) son cortas y el resto del día los hombres de la isla se reúnen frente al único televisor a ver Rugby y los más chicos nadan o juegan bolleyball de playa.

Aquí encontrarás cosas sorprendentes, ya que en Palmerston no se usa el dinero. Todos comparten y si le hace falta harina o arroz a alguien, puede pedirle a su vecino y si éste tiene se lo dará. El único uso que le dan a la moneda es para comprar los productos que un barco lleva a la isla un máximo de dos veces por año y lo generan de los peces que venden al mundo exterior.

“Eso es algo de lo que estoy muy orgulloso. Las familias de Palmerston trabajamos juntas, nos amamos y compartimos

-Bob Marsters, Alcalde de Palmerston

Y hablando del alcalde, él vive en la calle principal de la isla. Una vereda de arena de no más de 100 metros de largo y 6 construcciones a su alrededor.

La infraestructura de esta isla es otro punto interesante, pues solo cuentan con 2 baños, una Capilla, que es el edificio más novedoso del lugar y el resto son solo casas.

palmerston

Pero hay cosas aquí que seguramente no te esperabas, como que de hecho cuentan con electricidadinternet y a veces hasta señal de teléfono celular.

Los matrimonios entre familia y cómo todos llegaron aquí.

Seguramente ya te estés preguntando quiénes viven en esta isla y de dónde salieron, y todo se remonta a unos 150 años atrás, cuando un hombre inglés llamado William Marsters arribó con su esposa y dos de sus primas y tras ser el primer habitante establecido en este lugar, la Reina Victoria le concedió la propiedad de Palmerston.

La isla pronto comenzó a poblarse cuando William tuvo matrimonio con sus dos primas, dividiendo así a la isla en tres familias.

En la actualidad 59 de las personas que habitan este lugar son familia y las 3 restantes son dos profesores y una enfermera, por lo que los matrimonios endogámicos son muy comunes en este lugar.

palmerston-atoll-people_l

Ventajas y desventajas de vivir aquí.

Se puede decir que este es uno de los lugares más pacíficos y felices de la tierra, pues todos quienes viven aquí, llevan sus vidas en paz. El único policía de la isla, quien quizás sea el menos ocupado del mundo, pasa sus días fabricando ukuleles y ejercitándose. Probablemente si alguien robara algo en este lugar, lo haría porque estaba desesperado y era demasiado orgulloso para pedirlo, según relatan.

“Fuimos hechos para disfrutar del mundo, para disfrutar del aire puro, del sol, de las cosas que Dios nos puso en la Tierra. Él no nos puso aquí para matar y odiar a otras personas”

-Edward Marster, Policía de la Isla

El problema es que, si bien uno de los atractivos de la isla es estar alejado de todo, el problema comienza cuando se necesita un servicio que no se encuentra en el lugar. Tan view-from-palmerston-lagoon-700x467solo una ida al dentista tarda cuatro días de viaje en barco y no hay garantías de poder volver de inmediato. Algo así de sucedió a Mama Aka, quien tras salir para recibir tratamiento odontológico, tardó seis meses en regresar tras tener que esperar a un buque carguero.

Actualmente la mayor parte de la población son jóvenes que planean buscar una vida a miles de kilómetros de casa, en lugares donde haya mejores servicios y mayores oportunidades, y de hecho esto no es nada nuevo: años atrás en la isla habitaban más de 300 personas, pero la población disminuyó cuando comenzaron a marcharse en busca de algo mejor.

Pero mientras tanto y a pesar de todo, Palmerston sigue siendo uno de esos rincones del mundo que nos invitan a echar a volar nuestra imaginación. Un lugar tan remoto como este, que solo podemos imaginar y que personalmente a mi me encantaría visitar, y probablemente a ti también.

Quizás algún día…

cook_islands_photo_real_scenery_fsx_4

 

Fuente: BBC Mundo

_______________________

¡Sígueme en Twitter! @DanielVercor

tuit

 

Anuncios