A veces resulta gracioso ver cómo con tan poco las personas pueden perder la cabeza en internet, y esta historia comienza así: Mark Zuckerberg hace apenas unas horas estaba celebrando los 500 millones de usuarios en Instagram, servicio que, para recordar, fue adquirido por Facebook hace cuatro años.

Desde luego hay algunos con vista muy aguda y de inmediato comenzaron a observar el escenario de fondo para ver qué podían encontrar y rápidamente saltaron a la vista detalles reveladores sobre su portátil y probablemente tu también ya te hayas dado cuenta o te hayas tomado el tiempo de observar antes de comenzar a leer y claro está, nos referimos a que también Mark Zuckerberg tapa la cámara web y el micrófono con cinta adhesiva. ¡Vaya sorpresa!

O quizás no…

Mucho se ha dicho sobre proteger nuestra privacidad tomando medidas, a veces un tanto extremas, donde se bloquean o incluso desconectan o estropean intencionalmente los dispositivos de entrada del portátil, específicamente la cámara Web y el micrófono como medida de precaución ante ataques espías, ya que por medio de RATs, alguien podría estar observándonos.

Pero ¿cuánta razón tienen las personas que hacen esto?

Ésta es una postura muy polarizada. Por una parte hay quienes aseguran que es mejor tapar los ojos y oídos de nuestros equipos para evitar ser espiados, y la contraparte más bien lo toma como una exageración y a reserva de la opinión del público, yo me posiciono más en el segundo grupo, aunque hay buenas razones para hacerlo y otras para no hacerlo.

Las razones por las qué hacer esto se entienden cuando se trata de personas que trabajan con datos delicados, que quizás están dentro de una empresa y pueden ser espiados por la competencia, profesionistas que, insisto, manejan datos delicados que de llegar a manos equivocadas podrían comprometer muchas cosas. Aquí la cosa toma lógica y tiene sentido que Zuckerberg tape su cámara y micrófono ya que desde luego, siendo el CEO de una empresa tan grande como Facebook, manejará alguno que otro dato confidencial.

Pero por otra parte, hacer esto pierde mucho sentido cuando se trata de personas normales que no manejan datos confidenciales o privados y delicados de otras personas y es aquí donde me pregunto ¿a caso sería nuestra vida tan interesante para ser observados por un espía? Si tu respuesta es sí, quizás entonces si debas tomar medidas, y de lo contrario si tras hacerte esta pregunta te das cuenta de que el susodicho hacker solo estará observando tu cara por un largo rato sin encontrar nada interesante, entonces, amiga o amigo mío, no deberías de tener nada por qué preocuparte.

Desde luego la seguridad es un tema que nos preocupa a todos, pero a veces podemos caer en la exageración. Personalmente y aplicado a mi vida, no me parece que alguien quiera saber lo que pasa frente a mi computadora, pero si aún así te preocupas por tu privacidad, hay alternativas donde inclusive se pueden bloquear la cámara y el micrófono de manera un tanto más profesional en Amazon.

Imágenes vía: Xataka

_____________________________

¡Sígueme en Twitter! @DanielVercor

tuit

Anuncios